Revista de Direito do Trabalho - 02/2019

2. Ponencia: Seguridad Social Sostenible Y Sistemas de Protección Social En La Era Digital Europea - Estudos Internacionais

Entre no Jusbrasil para imprimir o conteúdo do Jusbrasil

Acesse: https://www.jusbrasil.com.br/cadastro

Autor:

ESPERANZA MACARENA SIERRA BENÍTEZ

Universidad de Sevilla (España) emsierra@us.es @EsperanzaMacar7

Sumário:

Área do Direito: Previdenciário

Resumo:

La protección social de los trabajadores de la economía digital y la financiación de la Seguridad Social son algunas de las preocupaciones más significativas para el conjunto de la sociedad europea. El número de pensionistas aumentará de forma preocupante para la sostenibilidad del sistema cuando los trabajadores provenientes del denominado “baby boom” de los años 60 lleguen a la edad de jubilación. En el caso español la reforma laboral del año 2012 ha permitido que la recuperación económica y del mercado de trabajo se sustente en una alta temporalidad y en el aumento de la precariedad laboral (trabajo a tiempo parcial, horas de trabajo no declaradas, etc.). Por lo tanto el número de ingresos por cotizaciones no aumenta de forma significativa conforme se producen nuevas jubilaciones. En la Unión Europea se plantea la necesidad de que se regulen las nuevas formas de empleo de modo que se puedan identificar con claridad a los sujetos de un contrato de trabajo: el empleador y el trabajador. La digitalización está dando lugar a nuevas formas de empleo que, en principio, no se están incluyendo en el ámbito de aplicación del contrato de trabajo. Como ha afirmado el Comité Económico y Social Europeo (CESE) esta situación representa una gran amenaza para los trabajadores digitales que no estén protegidos por la normativa en materia de salarios, condiciones de trabajo y seguridad social. Por este motivo es necesaria la investigación relacionada con la búsqueda de soluciones que permitan financiar los sistemas de seguridad social recurriendo a instrumentos que garanticen su sostenibilidad y permitan el acceso a la misma de las personas que desempeñan su actividad profesional en la era digital.

Abstract:

The social protection of workers in the digital economy and the financing of Social Security systems are some of the most significant concerns for the whole of European society. The number of pensioners will increase in a worrying way for the sustainability of the system when workers from the so-called "baby boom" of the 60s reach retirement age. In the Spanish case, the labor reform of 2012 has allowed the economic recovery and the labor market to be sustained in a high temporality and in the increase of precarious work (part-time work, undeclared work hours, etc.). Therefore, the number of contributions to the social security system does not increase significantly as new retirements occur. In the European Union there is a need to regulate new forms of employment so that the subjects of an employment contract, the employer and the worker, can be clearly identified. Digitalization is giving rise to new forms of employment that, in principle, are not included in the scope of application of the employment contract. As the European Economic and Social Committee (EESC) has stated, this situation represents a great threat to digital workers who are not protected by the regulations on wages, working conditions and social security. For this reason, research related to searching for solutions to finance social security systems is necessary, using instruments that guarantee its sustainability and coverage for workers who carry out their professional activity in the digital age.

Palavra Chave: Trabajos digitales – Sostenibilidad de la seguridad social – Protección social

Keywords: Digital jobs, sustainability of social security, social protection

1. Introducción

En el año 2060 se calcula que la esperanza de vida de los hombres en el momento del nacimiento aumentará en 7’9 años con respecto a 2010, y la de las mujeres en 6’5. Al año se produce aproximadamente un aumento de dos millones de personas que superan los sesenta años (casi el doble que a finales de los años noventa y principios de la década del 2000). Este dato constata que el envejecimiento de la población es un reto importante para los sistemas de pensiones en todos los Estados miembros de la Unión Europea (UE). Los nacidos en el periodo conocido como baby boom se están jubilando y la población europea en edad de trabajar empieza a disminuir. La crisis financiera y económica, el envejecimiento de la población y el bajo nivel de empleo, entre otros motivos, están afectando tanto a los planes de pensiones basados en un sistema de reparto (a causa de la caída del empleo y las cotizaciones) como a los planes de capitalización (por la caída del valor de activos y la bajada del rendimiento) 2 . En el sistema de reparto las cotizaciones de los trabajadores en activo se aplican para financiar todas las prestaciones que se originen en ese momento, tanto para las suyas propias como las de los pensionistas de la generación anterior 3 . (En España, art. 110 RDL 8/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, en adelante TRLGSS). Por el contrario, en el sistema de capitalización cada contribuyente cotiza para sí mismo, por lo que las prestaciones guardan una relación directa con las aportaciones que se han ido realizando, además de con la evolución financiera y temporal de las mismas 4 . En España el sistema financiero de todos los regímenes que integran el sistema de la Seguridad Social es el de reparto (art. 110 TRLGSS) 5 , por lo que el sistema de pensiones se basa en el principio de solidaridad intergeneracional. Para garantizar la sostenibilidad de este sistema, al menos a largo plazo, los ingresos tienen que igualar a los gastos 6 .

Los Estados miembros son los principales responsables del diseño de sus sistemas de pensiones, y el papel de la UE se encuentra contemplado en el art. 153 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), en el que se establece que la Unión apoyará y completará la acción de los Estados miembros en el ámbito de la protección social de los trabajadores 7 , y en su art. 9 estableciendo que en la definición y ejecución de sus políticas tendrá en cuenta la garantía de una protección social adecuada. Esto implica que existen competencias e iniciativas políticas europeas que afectan a los sistemas y políticas nacionales de pensiones como, por ejemplo eliminando obstáculos a la libre circulación de personas, estableciendo el modelo en que los proveedores privados de pensiones pueden beneficiarse del mercado interior, fomentado la igualdad de género, luchando contra la discriminación o supervisando la sostenibilidad fiscal 8 . En materia de protección social en el año 2017 el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión proclamaron solemnemente el pilar europeo de derechos sociales 9 . En el principio nº 12 de dicho pilar se establece que, con independencia del tipo y la duración de su relación laboral, los trabajadores por cuenta ajena y, en condiciones comparables, los trabajadores por cuenta propia, tienen derecho a una protección social adecuada 10 . Esto significa que es necesaria una inversión social suficiente para procurar que todos los trabajadores estén cubiertos por las normas laborales fundamentales y cuenten con una protección social que permita a todos participar plenamente en la sociedad y la economía y tener un nivel de vida digno 11 . El pilar europeo de derechos sociales debe implantarse tanto a nivel de la Unión como de sus Estados miembros, teniendo en cuenta sus competencias respectivas y correspondiendo la supervisión de la aplicación de dicho pilar a la Comisión. El Semestre Europeo de coordinación de políticas proporciona una herramienta adecuada para supervisar los avances en ámbitos clave incluidos en el pilar europeo de derechos sociales 12 . El Semestre Europeo es un ciclo anual de coordinación económica y presupuestaria de la UE en el que se ofrece asesoramiento a los países de la UE antes de que tomen decisiones políticas a escala nacional. El asesoramiento se facilita en el contexto del Pacto de Estabilidad y Crecimiento y del procedimiento de desequilibrio macroeconómico. El Semestre Europeo sirve además para ejecutar la estrategia Europa 2020. En dicha Estrategia se contempla que entre los primeros pasos hacia el 2020 se encuentra tanto la «salida de la crisis» como «proseguir un saneamiento inteligente de las finanzas públicas para un crecimiento a largo plazo». Este saneamiento presupuestario y la viabilidad financiera a largo plazo necesitan ir acompañados de importantes reformas estructurales, en especial de las pensiones, la atención sanitaria, la protección social y los sistemas educativos 13 . En este sentido, uno de los retos en materia de pensiones es garantizar la sostenibilidad financiera de los sistemas de pensiones, teniendo en cuenta que éstas representan un porcentaje muy elevado y creciente del gasto público que posiblemente alcance el 12’5% del PIB en el conjunto de la UE en 2060 14 . Los países de la UE han acometido una serie de reformas para garantizar la sostenibilidad de los sistemas de pensiones (por ejemplo, Alemania, Francia, Grecia y España 15 ) porque el sistema financiero se ve comprometido por la evolución demográfica y del empleo. No obstante, junto a los dos principales detonantes de la insuficiencia financiera de los sistemas de reparto, por motivos demográficos hay que añadir un tercero por motivos económicos: la precariedad laboral que crea distorsiones importantes en la aplicación del principio de contributividad 16 . Más que a un problema de envejecimiento los Estados miembros se enfrentan a un problema de pensiones 17 . En este sentido los sistemas de protección social sufrirán una gran presión a medida que los trabajadores de la generación del baby boom vayan abandonando el mercado laboral y sean reemplazados por trabajadores que ejerzan nuevas formas de empleo como son los contratos «cero horas», «a petición» y de Derecho civil. En la actualidad existen formas de contratación que no entran dentro del marco de la relación tradicional de tipo empleador-trabajador, como los trabajadores de las plataformas económicas, que a menudo son considerados trabajadores autónomos. Incluso es posible que una parte cada vez mayor de la mano de obra no contribuya a los sistemas de seguridad social y, por consiguiente, no pueda beneficiarse de ellos, en particular en lo que se refiere a las prestaciones o seguros de desempleo, enfermedad y jubilación. Esto es así porque, como se ha afirmado, las nuevas formas de negocio alteran las formas de la actividad profesional, laboral o no, «proyectándose, no sólo en las futuras prestaciones, sino en los ingresos por cotizaciones sociales. Tal circunstancia significa que aquellos sistemas más dependientes en su financiación de las cuotas de empresas y trabajadores se enfrentan a una dificultad adicional que podría (¿debería?) dar pie a reflexionar sobre la estructura de las fuentes de financiación» 18 .

Parece evidente que los regímenes de seguridad y de protección social deben adaptarse a los cambios que induce la digitalización en el mercado laboral, como también que son necesarias directrices para aclarar posibles zonas grises del Estatuto Laboral de los Trabajadores en materia de fiscalidad y seguridad social 19 . Concretamente coincidimos con el CESE en que los sistemas públicos de pensiones son unos de los componentes más importantes de la red de seguridad social de casi todos los Estados miembros y una parte fundamental del modelo social europeo, ya que las pensiones son la principal fuente de ingresos de los pensionistas. En materia de redistribución de la riqueza los Estados miembros deberían centrar sus esfuerzos de reformas en el aumento de los ingresos que financian sus sistemas de pensiones ampliándolos a todas las categorías socio-profesionales, incrementando el empleo, mejorando los mecanismos de recaudación de cotizaciones y combatiendo el trabajo no declarado y la evasión fiscal 20 .

En nuestro estudio vamos a tratar el problema de la protección social de los trabajadores de la era digital, pero para ello debemos identificar previamente el concepto de sostenibilidad y las alternativas de los sistemas de pensiones de reparto en materia de seguridad social 21 .

2. El factor de sostenibilidad y las alternativas de los sistemas de pensiones de reparto para la era digital

Uma experiência inovadora de pesquisa jurídica em doutrina, a um clique e em um só lugar.

No Jusbrasil Doutrina você acessa o acervo da Revista dos Tribunais e busca rapidamente o conteúdo que precisa, dentro de cada obra.

  • 3 acessos grátis às seções de obras.
  • Busca por conteúdo dentro das obras.
Ilustração de computador e livro
jusbrasil.com.br
6 de Dezembro de 2021
Disponível em: https://thomsonreuters.jusbrasil.com.br/doutrina/secao/1188256646/2-ponencia-seguridad-social-sostenible-y-sistemas-de-proteccion-social-en-la-era-digital-europea-estudos-internacionais-revista-de-direito-do-trabalho-02-2019