Revista de Direito do Trabalho - Ed. Especial

Revista de Direito do Trabalho - Ed. Especial

5. Buscando La Flexiseguridad: Empleo Muy Atípico Y Empleados Compartidos

Entre no Jusbrasil para imprimir o conteúdo do Jusbrasil

Acesse: https://www.jusbrasil.com.br/cadastro

Autor:

MAIEDAH JALIL NAJI

Personal Investigador en Formación Universidad Pablo de Olavide msamjal@gmail.com

Sumário:

Área do Direito: Trabalho

Resumen: La proliferación del empleo “muy atípico” requiere de una respuesta desde el ordenamiento-jurídico laboral encaminada principalmente a garantizar un estándar suficiente y universal de seguridad, que extienda la protección a todos los trabajadores, independientemente de la forma en que estén empleados. No obstante, otra vía de lograr la seguridad de los trabajadores especialmente flexibles es mediante la innovación e incentivación en prácticas de RRHH flexiseguras, a ello dedicamos el presente estudio.Abstract: The proliferation of “very atypical” employment requires a response from the labor law system aimed mainly at secure a enough and universal security level that extends protection to all workers, regardless of the way they are employed. However, another way to achieve the safety of especially flexible workers is through innovation and incentive flexicurity HR practices, it´s what we dedicate this study.

Palabras Clave: trabajo muy atípico, flexiseguridad, empleador plural, empleado compartidoKeywords: very atypical employment, flexicurity, plural employer, shared employee

1.Introducción

Con carácter general, el contexto actual caracterizado por el impacto de la globalización, la crisis, la tercerización del modelo productivo, la automatización, la robotización, etc., exige a las empresas para su supervivencia una racionalización de sus recursos y reestructuración permanente, lo que en cuanto a la Gestión de los Recursos Humanos (RRHH) se traduce en una recomposición constante de la mano de obra. Este cambio de paradigma en las relaciones laborales da como resultado un mercado de trabajo cada vez más polarizado y fragmentado, donde predominan las formas de empleo atípicas, esto es, distintas del trabajo por cuenta ajena, indefinido y a tiempo completo 1 .

Es tal la incidencia de estas modalidades de contratación más flexibles en el mercado de trabajo europeo, que por formas de empleo atípicas debemos entender una categoría que a su vez puede dividirse en dos sub-categorías, que son: formas de empleo “atípicas” y formas de empleo “muy atípicas” 2 . Las primeras hacen referencia a los tipos de trabajo considerados atípicos y bajo los que se ejecutan “nuevas” formas de empleo con las que llevamos conviviendo hace ya unos años y de las que existe cierto reconocimiento jurídico y, por ende, normativa jurídico laboral aplicable. Son los contratos de duración determinada, el empleo a tiempo parcial y el trabajo a través de Empresas de Trabajo Temporal (ETT).

En cuanto a las segundas, esto es, las formas de empleo “muy atípicas”, designan distintas formas de empleo que surgen y proliferan más recientemente, como consecuencia de la evolución económica y tecnológica global. Estas se refieren a contratos laborales muy volátiles en el tiempo (de menos de seis meses de duración), al trabajo a tiempo parcial de menos de 10 horas a la semana, a los contratos verbales y al trabajo “cero horas” o puntual. Por ejemplo, en España, puede verse que el aumento de los contratos de corta duración, lo protagonizan los de duración inferior a una semana. El incremento de esta modalidad de contratación, unido a la temporalidad general, hacen al mercado laboral español el líder absoluto en temporalidad de la Unión Europea (UE), ya que tiene la peor combinación de estas dos variables 3 . Por otra parte, el peso del subempleo dentro del trabajo a tiempo parcial ha crecido del 36,1% en 2007 hasta el 61,7% en 2017. Este cambio de tendencia y el aumento de la contratación a jornada parcial hacen que el 10% de los asalariados sufran subempleo, lo que supone 1.564.000 trabajadores, más del doble (721.000) que en 2007 4 .

Los trabajadores que desempeñan su trabajo bajo estas modalidades de empleo muy atípicas se caracterizan por disfrutar de un menor nivel de seguridad en el trabajo, la falta de un plan de carrera establecido, la escasez de oportunidades de formación y promoción profesional, así como una mayor dificultad para la conciliación de la vida laboral y personal. Respecto a los ingresos, estas modalidades de empleo normalmente se asocian con ingresos bajos. Además, el empleo muy atípico produce un impacto negativo en la percepción de prestaciones o en la cobertura social del trabajador, así como en sus derechos laborales en general. Respecto a la seguridad y salud de estos trabajadores, algunos datos indican que los trabajadores sujetos a contratos muy atípicos suelen trabajar en empleos con un nivel de riesgo mayor o en condiciones más peligrosas que aquellos que se rigen por contratos más estándar. Al mismo tiempo, las características específicas de los contratos laborales muy atípicos (como la brevedad de los contratos y la sensación de mayor inseguridad) podrían tener consecuencias adversas para la salud de los trabajadores 5 .

Pese a los esfuerzos dirigidos a incentivar la contratación indefinida y a tiempo completo, los datos siguen mostrando una tendencia al alza de los niveles de rotación laboral y del trabajo atípico y, concretamente, de las formas de empleo muy atípicas, y no es previsible que en un contexto dominado por la digitalización de la empresa, y de la organización del trabajo esta tendencia cambie, puesto que la relación causa-efecto entre revolución tecnológica en la empresa y flexibilidad laboral es inequívoca 6 . Frente a ello, consideramos que el camino a seguir es identificar cuáles son las nuevas formas de empleo muy atípicas que se están poniendo en marcha a nivel de la UE para, por un lado, incentivar aquellas que vayan en consonancia con las necesidades de flexibilidad de las empresas y a su vez permitan a los trabajadores muy atípicos obtener unos estándares suficientes de protección y estabilidad laboral, y, por otro, empezar a reconocer jurídicamente dentro del Derecho del Trabajo aquellas otras que por su forma y características escapan de su acción normativa 7 .

2.Sobre la evolución de las formas de empleo

Las formas de trabajo atípicas encuentran su materialización concreta en las distintas formas de empleo que han surgido en los últimos años. De manera que, la evolución apuntada al inicio, en el ámbito del atipismo de los contratos, se refleja en el cambio de las prácticas de Gestión de RRHH que las empresas ponen en marcha, es decir, en las nuevas formas de empleo.

En un primer estadio existía una cierta correspondencia entre trabajo atípico y nuevas formas de empleo. El “empleo atípico” en general, constituye una categoría que designa todas las formas de empleo que se apartan de lo que es el “empleo típico”. Es decir, se construye por oposición y sirve para referirse a las diferentes formas de prestar servicios que no se ajustan al prototipo objeto-sujeto sobre el que …

Uma experiência inovadora de pesquisa jurídica em doutrina, a um clique e em um só lugar.

No Jusbrasil Doutrina você acessa o acervo da Revista dos Tribunais e busca rapidamente o conteúdo que precisa, dentro de cada obra.

  • 3 acessos grátis às seções de obras.
  • Busca por conteúdo dentro das obras.
Ilustração de computador e livro
jusbrasil.com.br
13 de Agosto de 2022
Disponível em: https://thomsonreuters.jusbrasil.com.br/doutrina/secao/1188258127/5-buscando-la-flexiseguridad-empleo-muy-atipico-y-empleados-compartidos-2-cuarta-revolucion-industrial-y-nuevas-formas-de-trabajo