Processo Constitucional - Ed. 2019

Processo Constitucional - Ed. 2019

Processo Constitucional - Ed. 2019

Processo Constitucional - Ed. 2019

Garantismo, Derechos Y Protección Procesal - 7. Direitos Fundamentais Processuais

Garantismo, Derechos Y Protección Procesal - 7. Direitos Fundamentais Processuais

Entre no Jusbrasil para imprimir o conteúdo do Jusbrasil

Acesse: https://www.jusbrasil.com.br/cadastro

Autor:

DOMINGO GARCÍA BELAUNDE

Doctor en Derecho por la Universidad de San Marcos y profesor de diversas universidades. Miembro de asociaciones científicas como el Colegio de Abogados de Lima, del Comité Peruano de la Academia Internacional de Derecho Comparado, la Sociedad Peruana de Derecho Internacional entre otras. Ha sido nombrado profesor emérito, honorario y distinguido en diversas universidades. Autor de numerosas obras.

1. ¿Un problema reciente?

El concepto “garantía” y sus derivados “garantizar”, “garantista” así como el sufijo “garantismo” y similares, están en contínuo uso en los últimos años. 1 El responsable de esta práctica, en veces excesiva y no siempre afortunada, es la egregia figura del jurista italiano Luigi Ferrajoli, que la puso en circulación hace algunas décadas y la ha hecho extensiva a otros ámbitos distintos en el que originalmente lo planteó. Es decir, el concepto se encuentra básicamente en su libro “Derecho y razón. Teoría del garantismo penal” publicado originalmente en italiano en 1989 y prontamente traducido al castellano por la Editorial Trotta de Madrid en 1995 y con sucesivas reimpresiones. Sin embargo, la preocupación inicial de su autor fue el mundo penal, en el cual avalado con su experiencia como juez en el ámbito del delito, quiso introducir ciertas coordenadas para proteger a la persona humana de los excesos a los cuales es proclive el Estado, tesis hoy más valida que nunca, pues los delitos y las medidas coercitivas se han multiplicado en los últimos años de tal manera, que cualquiera sin proponérselo, puede estar incurso en algunas de esas nuevas figuras delictivas que se han creado con velocidad de vértigo, a veces para afrontar realidades que antes no existían, y en otras por la simple manía clasificatoria y legisferante que ha crecido mucho por inercia inexcusable de nuestros parlamentos. Y por otro, el endurecimiento de las penas y la obsesión de hacer más largos los castigos que nos hacen retroceder al mundo anterior al de Beccaria. Tal tesis primigenia, muy sugestiva y rápidamente recepcionada, fue con el tiempo extendida a otros ámbitos, en especial el relacionado con la democracia, la Constitución, el Estado constitucional y los derechos fundamentales, sobre los cuales el autor se ha explayado largamente y en donde las reiteraciones no faltan en sus cada vez más numerosos escritos. Todo ello ha culminado, por así decirlo, en un libro monumental – sobre todo por sus dimensiones editoriales – titulado “Principia Iuris”, presentado en tres gruesos tomos, de los que importan en realidad solo los dos primeros, pues el tercero es un entrevero formal que pretende axiomatizar con rituales lógicos lo expuesto en los dos anteriores y que, como era de preverse, ha tenido poca demanda en su país de origen y son pocos los que se atreven a internarse en esos laberintos que generalmente repiten lo que ya todos han leído en los anteriores. Pero mérito suyo es haberse dedicado a este ejercicio, anclado en el ámbito penal y posteriormente y con más detenimiento en el aspecto filosófico-jurídico, lo cual demuestra por un lado sus grandes alcances y por otro, sus inevitables limitaciones. Que por lo demás es lo que, por lo general, caracteriza a las grandes creaciones como es el caso de un jurista de la talla de Ferrajoli.

La palabra clave es, pues, “garantía” y en consecuencia “garantizar”, o si se quiere, que un ordenamiento sea “garantista”. Cabe aquí varias preguntas, pero la principal es si este planteo expuesto en el ámbito penal, puede fácilmente trasladarse a otras aéreas del Derecho. La respuesta no es simple y es difícil dar una que sea afirmativa total o parcialmente. Aun más, habría que precisar de que tipo de garantismo hablamos, pues un grueso sector del ordenamiento jurídico no afecta valores ni procedimientos básicos, sino que son opciones que ha tomado, por ejemplo, el legislador constituyente (si adopta un sistema de gobierno parlamentario o presidencial, si es bueno o no que existan ministros con poderes propios o ministros sin cartera, si los extranjeros tienen siempre los mismos derechos que los nacionales en materia de inversiones, si los servicios públicos los brinda el Estado o los particulares o ambos y en qué medida, si debe existir una cámara o dos, si es conveniente o no un tribunal constitucional o dejar todo el mundo jurisdiccional a la Corte Suprema y así sucesivamente …

Uma experiência inovadora de pesquisa jurídica em doutrina, a um clique e em um só lugar.

No Jusbrasil Doutrina você acessa o acervo da Revista dos Tribunais e busca rapidamente o conteúdo que precisa, dentro de cada obra.

  • 3 acessos grátis às seções de obras.
  • Busca por conteúdo dentro das obras.
Ilustração de computador e livro
jusbrasil.com.br
3 de Julho de 2022
Disponível em: https://thomsonreuters.jusbrasil.com.br/doutrina/secao/1212768924/garantismo-derechos-y-proteccion-procesal-7-direitos-fundamentais-processuais-processo-constitucional-ed-2019