Processo Constitucional - Ed. 2019

Processo Constitucional - Ed. 2019

Processo Constitucional - Ed. 2019

Processo Constitucional - Ed. 2019

La Corte Interamericana de Derechos Humanos Como Instancia de Revisión de La Cosa Juzgada Del Derecho Local: Conflictos Y Realidades

La Corte Interamericana de Derechos Humanos Como Instancia de Revisión de La Cosa Juzgada Del Derecho Local: Conflictos Y Realidades

Entre no Jusbrasil para imprimir o conteúdo do Jusbrasil

Acesse: https://www.jusbrasil.com.br/cadastro

Osvaldo Alfredo Gozaíni

Doctor en Derecho y Ciencias Sociales por la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. Director del Departamento de Derecho Procesal de la UBA. Director de la Maestría en Derecho Procesal Constitucional de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora y de la carrera de especialización en Derecho Procesal Civil de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires. Miembro titular de la Asociación Internacional de Derecho Procesal, del Instituto Iberoamericano de Derecho Procesal, del Instituto Panamericano de Derecho Procesal, vocal del consejo directivo del Instituto Iberoamericano de Derecho Procesal Constitucional, de la Asociación Argentina de Derecho Procesal y presidente actual de la Asociación Argentina de Derecho Procesal Constitucional. Abogado.

1. Introducción

El derecho internacional ha sufrido profundas y claras transformaciones. Cada tiempo demuestra que habiéndose originado en épocas remotas como una manifestación del acuerdo interciudades (como fueron Atenas y Esparta), que en el derecho romano se consagra bajo la forma del ius gentium, reconvertido en la Edad Media como ius commune, siempre evoluciona propiciando modelos de relacionamiento y convivencia entre Estados.

El pasado histórico observó la problemática derivada de las guerras hasta que en 1648 con la paz de Westfalia se pone término a la Guerra de los Treinta Años, y por vez primera se desarrolla una etapa de convergencia y colaboración para solucionar pacíficamente las controversias entre naciones que tienen y deben aprender a cohabitar en un orden de recíproco respeto.

Por supuesto, el recorrido es mayor al que impulsa desarrollar este capítulo, pero sirve para enfatizar la razón por la que se busca coincidir y acordar sobre programas comunes.

Con la aparición en el siglo XX de los derechos humanos surge una alteración notable. Todos están pensando en los hombres y mujeres que tienen un destino de igualdad que cada Estado le debe garantizar, pero las soluciones del derecho interno son variables, de proporciones diferentes y generan divergencias implícitas.

Entre los grandes logros de las Naciones Unidas se destaca el desarrollo de un corpus de derecho internacional (convenciones, tratados, normas, etc.) fundamental tanto para la promoción del desarrollo económico y social, como para la paz y seguridad internacionales. Muchos de los tratados creados por las Naciones Unidas forman la base del derecho que rige las relaciones interestatales. Aunque el trabajo de la ONU en este campo no siempre recibe mucha atención, tiene una repercusión diaria en la vida de todos los habitantes del mundo. Por ejemplo, la Carta de las Naciones Unidas insta a la Organización a ayudar a solucionar las controversias internacionales por medios pacíficos, entre ellos, el arbitraje y el arreglo judicial (artículo 33), y a impulsar el desarrollo progresivo del derecho internacional y su codificación (artículo 13) 1 .

La Declaración Universal de Derechos Humanos aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948, enfatiza […] “un ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse”, con el fin de poner igualdad de criterios y en un mismo plano internacional de reconocimiento e interpretación, a los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales.

Este formato proveniente de un modelo acordado se presenta como derechos fundamentales y forman junto al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (y sus dos protocolos facultativos), y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, la llamada “Carta Internacional de Derechos Humanos”.

Los documentos fueron el punto de partida para el desarrollo progresivo de los derechos humanos, que forjaron más tratados internacionales y otros instrumentos adoptados desde 1945, que le han dado un marco de referencia común y órganos específicamente dispuestos para su efectiva aplicación e interpretación uniforme.

Se concreta con todos el Sistema Interamericano de Derechos Humanos que tiene dos facetas importantes para el análisis. Por un lado el fenómeno procesal, que con las sentencias y opiniones consultivas influye y condiciona al derecho interno; y por otro advertir la existencia de un derecho internacional de los derechos humanos, que se refiere al aspecto sustantivo que nutre y da esencia a la disciplina.

La mayoría de los Estados también adoptaron constituciones y otras leyes que protegen formalmente los derechos humanos fundamentales. Si bien los tratados internacionales y el derecho consuetudinario forman la columna vertebral del derecho internacional de derechos humanos, otros instrumentos, como declaraciones, directrices y principios adoptados en el plano internacional contribuyen a su comprensión, aplicación y desarrollo. El respeto por los derechos humanos requiere el establecimiento del estado de derecho en el plano nacional e internacional 2 .

El primer aspecto necesita explicarse detenidamente porqué es el que expresa el nacimiento de la denominada “Fórmula de la Cuarta Instancia.

2. ¿Se puede revisar la cosa juzgada?

La entrada en el derecho interno de Convenciones internacionales sobre derechos humanos, así como el acatamiento a la jurisprudencia interpretativa que realiza la Corte Interamericana de Derechos Humanos (en adelante Corte IDH), llevó a los Estados a tener que adaptar el derecho público para no encontrar afectada la llamada “esfera de reserva soberana”, donde anida la prevención que sostiene Argentina desde el resonado caso “Fontevecchia3 .

En esta causa la Corte Suprema de Justicia de la Nación (en adelante CS) consideró que no correspondía revocar una sentencia alcanzada por los efectos de la cosa juzgada, porque de hacerlo supondría transformar a la Corte IDH en una “cuarta instancia” revisora de los fallos dictados por los tribunales nacionales, en contravención de la estructura del sistema interamericano de derechos humanos y de los principios de derecho público de la Constitución Nacional. En este sentido, entendió que el texto de la Convención no atribuye facultades al tribunal internacional para ordenar la revocación de sentencias nacionales (art. 63.1, CADH).

Asimismo, expuso que revocar su propia sentencia firme -en razón de lo ordenado en la decisión “Fontevecchia” de la Corte Interamericana- implicaría privarla de su carácter de órgano supremo del Poder Judicial argentino y sustituirla por un tribunal internacional, en violación a los arts. 27 y 108 de la Constitución Nacional.

Que el sistema no sea una “cuarta instancia” implica que los órganos de interpretación y aplicación de los instrumentos internacionales sobre derechos humanos no puedan revisar sentencias resueltas en el ordenamiento jurídico nacional. La actividad precisa pareciera centrar en evaluar la compatibilidad o incompatibilidad de la conducta estatal denunciada conforme el esquema convencional internacional vigente.

El interrogante inmediato es éste: ¿cuál es el rol que tiene la Corte IDH al receptar en la etapa contenciosa del sistema los informes de la Comisión y las demandas de las víctimas admitidas? ¿Revisa el proceso o solo atiende la conducta violatoria del Estado con los derechos humanos?

La doctrina sostiene que

[…] La protección internacional se configura como una protección complementaria que no sustituye a la nacional sino que ambas se presentan como parte de una compleja maquinaria de garantía de derechos en una sociedad abierta y global. Estas dos dimensiones (nacional e internacional) de la protección de los derechos humanos determinan los nuevos entendimientos entre el derecho constitucional e internacional que requieren necesariamente de una "rehabilitación" del Estado en el escenario mundial, así como del fortalecimiento de las instancias supranacionales 4 .

Cuando la técnica de interpretación deduce una conclusión en la sede supranacional, la aplicación no tiene fronteras, sino intelectos que deben seguir ese criterio, u orientarse con el mismo. Quizás algunos hasta disientan con esas conclusiones, dando al control de convencionalidad una suerte de acertijo que va a depender, en mucho, de la política de integración que el Estado resuelva.

Para nosotros

[…] La dificultad, entonces, pone énfasis en las cuestiones que se deben resolver como …

Uma experiência inovadora de pesquisa jurídica em doutrina, a um clique e em um só lugar.

No Jusbrasil Doutrina você acessa o acervo da Revista dos Tribunais e busca rapidamente o conteúdo que precisa, dentro de cada obra.

  • 3 acessos grátis às seções de obras.
  • Busca por conteúdo dentro das obras.
Ilustração de computador e livro
jusbrasil.com.br
4 de Julho de 2022
Disponível em: https://thomsonreuters.jusbrasil.com.br/doutrina/secao/1212768938/la-corte-interamericana-de-derechos-humanos-como-instancia-de-revision-de-la-cosa-juzgada-del-derecho-local-conflictos-y-realidades-processo-constitucional-ed-2019